¡Adiós al bolívar! En Táchira la hiperinflación pulveriza los dólares y los pesos colombianos

 

En el estado fronterizo, nadie quiere usar los bolívares. El peso colombiano y el dólar son las monedas casi oficiales que circulan y mueven la economía en Táchira. Aun cuando en la región andina se compra y se vende con dinero extranjero, se registra el incremento de los precios de los alimentos y medicamentos en estas monedas.

Por: Anggy Polanco / La Patilla

En los últimos meses, los tachirenses han requerido más pesos y dólares para sobrevivir en la entidad. Los productos tanto de la cesta básica como el costo de los servicios están en alza, pese a que en su mayoría se cotizan en pesos colombianos.

“Los precios se incrementan cada día, no tiene valor ni la moneda extranjera ni ningún tipo de moneda”, expresó Norelis Rodríguez. Comentó que un kilo de harina que se cotizaba en 3.000 pesos, ahora cuesta 3.400 pesos, o el equivalente a 0.91 dólares, en el mercado popular Los Pequeños Comerciantes.

Rodríguez, quien es docente, debió renunciar a su trabajo formal debido a que al bajo salario que percibía no le alcanzaba. Ahora su esposo lucha para ganarse una suma en pesos que les permita llevar alimentos a su hogar.

“Aquí ya no se manejan los bolívares, se manejan puros pesos y dólares. Aquí para comprar un kilo de carne o de harina se requiere de moneda extranjera, pero yo sigo ganando en bolívares”, dijo Gregorio Cárdenas, quien labora para la alcaldía de San Cristóbal y lucha por sobrevivir con un sueldo en bolívares soberanos.

 

 

Rezago económico

 

 

Para el economista Aldo Contreras lo que está ocurriendo es que la inflación en Venezuela ha ido más rápido que el tipo de cambio, haciendo que suba el costo de vida. “En Táchira se usa el peso colombiano, que es la segunda moneda más devaluada en todo el continente latinoamericano, y eso impacta el precio de los productos que llegan a la región”, explicó el economista.

En la Venezuela dolarizada y debido al rezago cambiario, la hiperinflación ha ido mucho más rápido que el tipo de cambio del dólar estadounidense. “Esto quiere decir que al mes de agosto, Venezuela acumula un 10.6 %, mientras que la inflación interanual se ubica cerca de un 1.743%”, precisó Contreras. El especialista manifestó que el país lleva 45 meses de hiperinflación y es la segunda más alta en toda la historia del mundo.

De enero a agosto acumula un 470 % de hiperinflación y el tipo de cambio de dólar solo se ha depreciado 153%. Ese diferencial del 300 % hace estragos en la economía y da la perspectiva de que los precios suben en divisas. Contreras aseveró que el rezago económico está ocasionando que los precios tomen su valor real, pero no pasa lo mismo con los salarios.

Aunado a ello, la inflación en países como Estados Unidos también ha registrado un aumento del 5 %, lo que hace que impacte en el precio de los productos importados en Venezuela.

La diputada Karim Vera considera que la profunda crisis económica cada vez se afianza más, y en Táchira golpea la calidad de vida de los pobladores. El bolívar como moneda oficial no tiene ningún tipo de uso, por ende, los ciudadanos se han visto obligados a rebuscarse en empleos informales para conseguir pesos y dólares, a fin de cubrir sus necesidades.

“Pero se ha llegado al colmo de que se ve una especie de devaluación de la moneda extranjera, ya que aun en esa denominación, los precios de algunos productos aumentan de manera considerable, lo que hace imposible comprarlos”, señaló la parlamentaria.