Barcelona, la sucursal de la Luna en la Tierra (FOTOS)

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

 

 

 

Manejar un vehículo por las calles y avenidas de Barcelona se vuelve una tarea tediosa en ciertos tramos de la ciudad debido a los innumerables huecos en las vías. Y es que el tamaño de algunos es tan imponente que obliga a los conductores a hacer malabares para superarlos sin sufrir daños.

Por Javier A. Guaipo / Corresponsalía lapatilla.com

Un claro ejemplo de esta situación se puede observar en la intersección entre las calles Bolívar y Maturín del casco central barcelonés. Allí, tanto choferes como motorizados deben ser cautelosos para no llevarse un gran golpe, como le pasó a más de uno mientras el bache estaba cubierto por agua estancada.

De hecho, comerciantes como Gregorio Salazar recuerdan que mientras hacía sus labores, escuchó como más de un carro impactaba el tren delantero contra el pavimento.

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

“Desde mitad de año más o menos eso se comenzó a llenar de agua y poco a poco fue deteriorando el asfalto en ese pedazo de la calle. Al principio muchos no sabían del hueco y pecaban de inocentes al pasar sin previsión, pero con el pasar de los días fue disminuyendo el tráfico por ahí y, por ende, ya no se oían tantos golpes”.

De igual manera el vendedor criticó que, pese a la cercanía con la sede de la alcaldía, no fue sino hasta hace un par de semanas cuando hicieron las labores necesarias para detener el constante bote de agua que mantenía el corredor vial inundado. Aunque el enorme bache sigue adornando el lugar.

Por otra parte, el conductor Arquímedes Guaregua señaló que tanto en la avenida Argimiro Gabaldón como en la Jorge Rodríguez (las dos arterias viales más importantes de la capital anzoatiguense) los huecos están a la orden del día.

“Ambas tienen tramos en los que se debe transitar con cuidado, sobre todo de noche. Y ni hablar de la carretera que lleva hacia la parroquia Naricual. Ahí la cosa es mucho peor y hasta la fecha no parece haber interés por parte de las autoridades en mejorar el asfaltado o, por lo menos, no es prioridad”.