Despidos injustificados en matadero de Barinas: empresa que recibió concesión de la alcaldía botó a cinco trabajadores

Envalentonados, cortando rabo y oreja, llegó la directiva de la empresa La Octava Estrella al Matadero Municipal Waryná, de la que se aseguran recibió una concesión por cuatro años de parte del alcalde chavista de Barinas, Rafael Paredes, pero no quieren asumir compromisos administrativos pendientes y buscó la solución en despedir a todos los trabajadores.

Por Corresponsalía La Patilla

Los primeros desafortunados son cinco personas. Sin embargo, están bajo amenaza de quedar sin empleo toda la plantilla de empleados y obreros, denunció Jesús Galindez, secretario general del sindicato del matadero, al asegurar que de los primeros cinco cesanteados, hay tres dirigentes sindicales.

La situación movilizó a los vecinos del matadero y protestaron en contra de la empresa entrante, porque la decisión que califican de arbitraria, afecta a miembros de los barrios cercanos que tienen muchos años laborando en este sitio, inclusive, han habido transición generacional, de padres a hijos, que han ocupado el cargo de obreros.

Yoleida Mosqueda, vecina del matadero, considera inaceptable lo que está ocurriendo en el matadero municipal, simplemente porque no quieren asumir las deudas pendientes y optaron por la liquidación a sabiendas que les darán a cada uno un monto irrisorio.