“La Esquina de la Música”, una iniciativa de autogestión que implementará el Sistema de Orquestas en Lara

 

Luego de la larga y obligada pausa por el Covid-19, el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles en Lara ha retomado sus actividades este año, con las debidas medidas de bioseguridad, con algunas innovaciones.

Por Corresponsalía

Alfredo D’Adonna, director general del Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles en el estado Lara, informó que dentro de los proyectos que vienen manejando a nivel nacional es el de la autogestión. Desde su fundación, la organización ha dependido del Estado, pero dada las circunstancias económicas del país y las carencias que existe en el Sistema de Orquestas, los instrumentos que pertenecen a la institución están guardados por falta de mantenimiento. “Ese mantenimiento fácilmente lo podíamos cubrir con recursos que nos llegaban para ese fin, pero últimamente no ha sido así”, señaló D’Adonna.

Precisamente uno de los recursos con los que cuentan en Lara es el terreno que posee la fundación en la avenida Bracamonte con avenida Libertador de Barquisimeto. En este sentido, recordó el director larense que en febrero de 2021 se generó una matriz de opinión por algunos movimientos que se estaban realizando en ese terreno.

D’Adonna aclaró que ese espacio fue comprado por la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil del estado Lara en el año 2006 y el proyecto original que está planteado para esa zona, es un edificio denominado Centro de Acción Social por la Música.

“En 2012 se iba a presentar la maqueta, pero en vista de las circunstancias, se archivó por el costo. En ese año íbamos a anunciar el inicio de la obra, pero dado el costo que pasa de 100 millones de dólares, se apartó y las prioridades nacionales no eran esas. El Banco Interamericano de Desarrollo en ese momento, que apoya este tipo de construcciones, también dijo que no era momento para hacerlo”, recordó D’Adonna.

Aclaró que no están vendiendo el terreno ni cediéndolo a la empresa privada, sino que escogieron una propuesta de las muchas que han llegado en el transcurso de los últimos 10 años, pero que en su momento consideraron no viables, ya que no estaban acordes a lo que se tenía pensado desde sus inicios.

La idea que más se acercó fue la de una empresa de comida en camiones. Comentó D´Adonna que este proyecto es el más viable, pues no se va a construir sobre el terreno, ya que se usarán camiones y trailers para vender comida. “Esto le va a generar al Sistema Lara un dinero que va a ser precisamente usado en beneficio de los niños del sistema en todo el estado Lara. Esa alianza que tuvimos con la empresa privada queremos replicarla a nivel nacional”.

La Esquina de la Música

 

 

En la Fundación de Sistemas de Orquestas Infantiles y Juveniles en Lara indicaron que ya se iniciaron los trámites de permisología ante el municipio. Expresó D’Adonna que con este proyecto lo que se pretende es que se resalte a Barquisimeto como la capital musical de Venezuela, con la instalación de un escenario de tamaño mediano acorde a la necesidad de la organización y que tengan cabida todos los núcleos para presentaciones, de manera permanente, así como grupos culturales, músicos, obras de teatros y talento artístico en general, y que la institución goce mensualmente de un beneficio económico en la medida de los ingresos de las actividades que allí se desarrollen.

Además, que se dé prioridad de empleos directos a los jóvenes que conforman a la organización, así como a los jóvenes de las comunidades cercanas.

El profesor D’Adonna también informó que las actividades no se están generando solamente en Barquisimeto, sino en municipios vecinos, como sucedió “en Simón Planas, que firmaron un convenio con la empresa DUSA y esta se ofreció para la reparación de las instalaciones de ese núcleo. En El Tocuyo, Carora y Quíbor tenemos conversaciones con otras grandes empresas nacionales para crear alianzas y poder avanzar en estos tipos de temas”.

El Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela ha dado un lineamiento nacional a todos los núcleos de cada estado, con el fin de desarrollar actividades de autogestión, como es el uso de sus instrumentos para hacer presentaciones de carácter privado, que generen recursos para el mantenimiento de sus equipos, con el fin de evitar una diáspora dentro de la organización.