El chavismo exprimió represa durante campaña de Bernal y ahora Táchira no sale de un apagón (Detalles)

 

 

 

 

“Es muy agotador vivir así”, es la frase cotidiana de los tachirenses, quienes nuevamente padecen el colapso de los servicios públicos de manera simultánea, enfrentando apagones prolongados que superan hasta las 18 horas diarias, largas filas para surtir combustible, falta de gas doméstico y agua potable.

Luz Dary Depablos // Corresponsalía lapatilla.com

La falta de mantenimiento y de personal especializado en el sistema eléctrico venezolano, según expertos, ha dejado como consecuencia la crisis actual que se padece en Venezuela, siendo el Táchira el estado más afectado de todo el país.

Freddy Bernal, gobernador chavista del estado Táchira, recientemente desde el complejo turístico La Trampa en el municipio Uribante, anunció que los bajos niveles del embalse de Uribante – Caparo, serían los causantes de los apagones en la entidad andina.

Manifestó que debido a “las sanciones” no han podido acceder a la tecnología para la compra de repuestos de las centrales hidroeléctrica y termoeléctricas.

Su única respuesta a la crisis de energía en la entidad fue solicitar a los funcionarios de Corpoelec aplicar “un plan de administración de cargas, para que los ciudadanos estén atentos a las horas en que se les corte el servicio”, racionamientos que no se han cumplido de manera programada, pues los cortes eléctricos llegan a cualquier hora del día.

Para el geólogo, José Ramón Sánchez, quien trabajó en la construcción de la represa Uribante -Caparo y en la presa de La Vueltosa durante más de 25 años, presume que, “el uso irracional y desmedido del agua, sobrepasando los números que permite el proyecto eléctrico inicial”, podría ser la principal causa de la crisis eléctrica que enfrenta el Táchira en este momento.

Indicó que la falta de combustible y de mantenimiento en las termoeléctricas, también ha impedido que estas funcionen desde hace mucho tiempo, lo que ha llevado al régimen a agotar el agua de las represas.

Explicó que debe haber un registro histórico lluvioso de las precipitaciones en la cuenca, por lo menos unos 15 registros de comparación, para señalar que la falta de lluvias es la causante de los bajos niveles en la represa.

“La represa no podrá llenarse, aunque llueva de manera continua por encima de los valores normales, porque si se saca más agua de la que entra, de esa manera siempre habrá déficit. Es tan sencillo como una fórmula matemática”, indicó el geólogo.

Importar energía desde Colombia

 

 

 

Ante la crisis eléctrica, diputados del bloque democrático en Táchira, solicitaron en plenaria, a través del parlamentario Heriberto zambrano, pedir al gobierno de Colombia que venda energía eléctrica para el estado Táchira, a través del sistema que se había instalado hace varios años, que tenía como finalidad incialmente que Venezuela vendiera electricidad a Colombia.

La solicitud no fue aprobada por no contar con la mayoría en el parlamento regional y ante la negativa de los diputados chavistas, el legislador Zambrano espera que “activen y ejecuten un préstamo a la Corporación Andina de Fomento (CAF), pero con la supervisión de empresas extranjeras para que se garantice la inversión y el manejo del dinero”.

El diputado Heriberto Zambrano resaltó que una inversión con recursos de la CAF sería la única solución a corto y mediano plazo, pues según la estimación del informe que elabora el parlamentario, se requiere de una inversión por parte del Estado venezolano de más de 2.500 millones de dólares para generar los 500 megavatios (MW) para cubrir los picos en las horas de mayor consumo en Táchira.

Sin embargo, para estabilizar el sistema y dar una solución de suministro de energía a las zonas residenciales y los comercios, con una inversión entre 40 o 50 millones de dólares se podría solucionar el problema a corto plazo, aclaró el diputado.

También rechazó el argumento del Presidente Corpoelec, “quien adjudica los bajos niveles del embalse a la sequía. Según esa información, la situación de los apagones se va a extender hasta finales junio”.

En plenaria recordó que durante la campaña en las pasadas elecciones regionales, el régimen chavista usó el agua del embalse con fines electorales y no la administró, tomando en cuenta que no contaban con la termoeléctrica de La Fría, como un plan B.

Igualmente, el diputado del Clet, Ricardo Hernández, se preguntó: “¿Cuál es el problema en decirle a los ciudadanos que se equivocaron en el manejo y distribución de la energía eléctrica? Decir a los ciudadanos que las termoeléctricas no están funcionado”.

“Llama la atención, cómo en los meses electorales en septiembre, octubre y noviembre, la electricidad y otros servicios no fallaron. La represa se expuso durante esos meses a la producción máxima y no se planificó este momento que estamos viviendo hoy en día”, dijo el diputado.

“Secaron la represa. Acabaron con el agua de la represa, porque estábamos en un momento electoral”, recordó el legislador Hernández durante su intervención en la plenaria en el Consejo Legislativo Regional a los diputados chavistas, quienes también señalan que los apagones son producto de “las sanciones” y “la sequía.”

Promesas incumplidas

 

 

 

 

 

En la campaña electoral en el mes de noviembre, el G/J general Néstor Reverol, en una visita al estado Táchira durante un recorrido en compañía de varios funcionarios del régimen entre estos Freddy Bernal, garantizó que habría estabilidad en el sistema eléctrico de Táchira con la incorporación de 750 megavatios (MW).

Informó que la Central Hidroléctrica Fabricio Ojeda (La Vueltosa) “por primera vez genera 450 megavatios (MW)” y la planta de San Agatón, generaría 300 MW, “destinados a la estabilización del sistema eléctrico en la entidad andina”.

Táchira sin apagones

Un experto en electricidad, que prefirió no identificarse, explicó que el estado Táchira requiere un aproximado de 300 MW “para que no haya apagones ni racionamiento, es decir, solo con la presa de San Agatón, que tiene capacidad instalada de 300 MW, si funcionara en un 100 %, no dependeríamos del Sistema Eléctrico Nacional”.

Por su parte, el diputado regional Miguel Reyes, añadió que la termoeléctrica de La Fría tiene la capacidad instalada de producir 170 MW, pero “está en cero por falta de combustible, a pesar de ser un país petrolero”.

Asimismo, Reyes destacó que La Vueltosa, que tiene la capacidad instalada de más de 500 MW, tampoco está funcionando. La presa de San Angatón de los 300 MW instalados, solo está generando 80 MW, es decir, el Táchira depende en más del 70 % del Sistema Eléctrico Nacional.

Alternativas energéticas

Para el coordinador de la organización Transparencia Venezuela, Capítulo Táchira, Mauricio Pernía, “preocupa que no se haga mención de cuáles serían los proyectos de inversión para ampliar las opciones y buscar otras alternativas en materia de energía”.

El defensor de los derechos humanos explicó que “en el yacimiento Santo Domingo en el municipio Fernández Feo, están dispuestas 3 concesiones mineras de carbón. Las Coloradas 1, 2 y 3, que tienen reservas de carbón con las que se pueden desarrollar plantas termoeléctricas, donde se podría producir unos 300 MW”, lo que permitiría la independencia del Sistema Interconectado Nacional.

Acota que el suministro eléctrico en el departamento Norte de Santander, Colombia, utiliza esta forma de energía. Pernía también mencionó que “a propósito de la invasión de Rusia en Ucrania, en Europa comenzaron a utilizar el carbón como alternativa energética, utilizando equipos que causan menor impacto ambiental”.

Considera que el uso de una fuente fósil no representa regresar al pasado, sino que es “un recurso que puede ser utilizado para para el desarrollo de la sociedad”.

Resaltó que “el derecho a la electricidad es la base de otros derechos fundamentales como el derecho a la educación, el derecho a la vida, el derecho a la conservación de los alimentos”.

Tachirenses protestan

Rossi Bello, una ama de casa, se unió a un grupo de vecinos de varias comunidades de San Cristóbal con el fin de protestar frente a la sede de Corpoelec, lugar al que llegó un fuerte piquete de funcionarios policiales y militares, donde los manifestantes solo exigían una respuesta a la crisis eléctrica.

“¿Hasta cuándo con esto? Cuando no es el agua, es la luz, es el gas, ahí están mis hijos sin comer, (por no contar con gas ni electricidad)”, reclamó llorando la tachirense Bello.

“Cuando llega (la electricidad), llega con alta o baja de luz y se dañan los aparatos y ¿quién responde por eso?”, dijo Bello.

Asimismo, Julio Jaimes de la comunidad de Pirineos de San Cristóbal, denunció, que “este desastre es producto de la corrupción por la falta de inversión en la infraestructura de los servicios públicos”.