Carora en emergencia por falta de agua y sin esperanzas de solución ante el silencio del chavismo

 

Toda la población de Carora, municipio Torres del estado Lara, se encuentra sin el servicio de agua potable por tubería, situación que se ha agudizado en las últimas dos semanas.

Por: Corresponsalía La Patilla

Torres, el municipio más extenso del estado Lara y el segundo más importante seguido de Iribarren, cuenta con tres embalses: dos de ellos son los que se encargan de alimentar de agua a toda la jurisdicción, pero debido a fallas en la distribución y diversos problemas en cuanto al estado de la aducción y sistema de rebombeo, la colectividad en general se mantiene sin el servicio.

En este momento, los caroreños se encuentran sin una gota de agua, ya que en las últimas semanas se han registrado fallas eléctricas en el embalse Los Quediches, lo que ha impedido la recuperación del caudal que va hacia la ciudad.

 

 

Para hacerle frente a esta situación, la Gobernación del estado Lara comisionó a la prefectura de este municipio para que esté al frente de este problema, pero las soluciones han sido escasas y hoy los habitantes de esta ciudad se encuentran atravesando un camino calamitoso para poder obtener una gota de este vital recurso.

El gobernador chavista del estado Lara, Adolfo Pereira, lejos buscar una solución concreta a este problema, manifestó que los motores del sistema de rebombeo de Los Quediches serán desconectados tras el colapso de dos transformadores, los cuales serán sometidos a una revisión y, en caso de no tener reparación, habría que esperar a que se obtengan unos nuevos.

 

 

Eso quiere decir que no hay esperanzas de que este problema sea solventado a la brevedad posible. Mientras tanto los afectados deben caminar kilómetros hasta las tomas ubicadas en la carretera Lara – Zulia para poder cargar un poco de agua y medianamente abastecer sus hogares.

Escuelas paralizan actividades

La crisis acentuada en el servicio de agua ha generado la suspensión de actividades académicas en el 30% de las escuelas y liceos públicos de Carora. La falta de recursos para obtener agua a través de camiones cisternas, los llevó a paralizar las clases en todos los niveles.

No existe un plan de contingencia por parte de los tres niveles de gobierno que permitan cubrir el déficit marcado de agua a la colectividad en general.