Informe revela el aumento de desapariciones forzadas como práctica para silenciar a opositores al chavismo

Los soldados en motocicletas llevan a una persona más allá de un letrero que dice “¿Dictadura?”. REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

 

 

 

 

 

Las ONG defensoras de los DDHH Robert F. Kennedy Human Rights y Foro Penal, publicaron un informe el pasado martes 21 de junio que revela cómo el régimen de Nicolás Maduro ha utilizado la justicia penal en Venezuela para perseguir a críticos de su “gestión”, así como a defensores de derechos humanos y opositores.

El régimen venezolano continúa haciendo uso del poder punitivo del Estado para criminalizar a personas defensoras de derechos humanos, judicializar protestas sociales pacíficas y perseguir a través del sistema penal a quienes las autoridades consideran opositores políticos en Venezuela.

Las organizaciones presentaron un análisis de los datos obtenidos en el período enero de 2020 a octubre de 2021, por lo que es importante resaltar que los datos colectados comprenden un periodo anterior a la decisión de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional de abrir una investigación sobre posibles crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela.

Desde el 2020, ambas organizaciones han documentado un dramático aumento en el uso de las desapariciones forzadas cómo herramienta de represión política en Venezuela.

Perfiles: durante este tiempo muchos más hombres fueron detenidos que mujeres (410 en comparación con 71) sin embargo, las mujeres fueron desaparecidas o recluidas en régimen de incomunicación en mayor proporción que los hombres.

 

REFERENCIAL: Represión brutal con detenidos en Chacao. Foto: Régulo Gómez / LaPatilla.com

 

 

 

 

 

Las detenciones fueron mayoritariamente de adultos 91.5% en comparación al 8.5% de adolescentes. La gran mayoría de las personas detenidas eran civiles: 450, o el 93,6%, en comparación con 11 militares, 14 militares retirados, 4 policías y 2 policías retirados.

Otro de los hallazgos es que, los militares fueron un blanco específico: Aunque los civiles constituían el grupo numeroso de personas detenidas, experimentaron desaparición/retención en régimen de incomunicación en una tasa notablemente más baja: 65,33%.

En comparación, 10 de los 11 militares detenidos fueron desaparecidos o incomunicados (90,91%); y 12 de los 14 militares retirados detenidos fueron desaparecidos o incomunicados (85,71%).

Tiempo de detención: de acuerdo con el informe, en promedio, las personas formalmente privadas de libertad pasaron alrededor de 220 días en prisión (sobre la base de 295 detenciones, 61% del total de detenciones).

La mediana de tiempo en detención fue de 31 días, tomando en cuenta que existe un grupo de personas que pasaron mucho tiempo en detención (en algunos casos más de 400 días) y esto elevó el promedio.

Más detalles AQUÍ