Polémica por el desastroso regreso a las oficinas de Tesla

(ARCHIVOS) En esta foto de archivo tomada el 7 de julio de 2015, Elon Musk, CEO y CTO de SpaceX, CEO y arquitecto de productos de Tesla Motors y presidente de SolarCity, asiste a la conferencia Allen & Empresa Sun Valley Conference en Sun Valley, Idaho. – Una hija transgénero de Elon Musk solicitó a un tribunal de California que la reconozca como mujer y cambie su nombre como parte de una nueva identidad de género y rompa los lazos con el multimillonario, según muestran los registros. (Foto de SCOTT OLSON / GETTY IMAGES NORTEAMÉRICA / AFP)

 

Los empleados tampoco encontraron estacionamientos suficientes para aparcar sus autos

Si el negocio de cualquier emprendedor o jefe requiere que se trabaje desde una oficina en lugar de teletrabajar, lo mínimo que un trabajador puede esperar es que cuando llegue haya un escritorio para trabajar, conexión a internet estable y dependiendo del caso, un lugar para estacionar el auto.

Por Infobae

Sin embargo, eso no fue lo que habría sucedido cuando los empleados de Tesla regresaron a la oficina, según algunos testimonios.

Todo empezó cuando a principios de junio pasado, Elon Musk comunicó a sus empleados la obligación de acudir a la oficina de forma presencial y salir del trabajo remoto. “Por supuesto existen compañías que no requieren esto, pero ¿Cuándo fue la última vez que anunciaron un gran producto nuevo? Ha pasado un tiempo”, argumentó el ejecutivo.

“Cualquier persona que quiera trabajar en remoto debe pasar en la oficina un mínimo de 40 horas o abandonar Tesla. Esto es menos de lo que le pedimos a los empleados de la fábrica”, dijo Musk en el citado correo electrónico. “Si no apareces por la oficina, asumiremos tu renuncia”.

Trabajadores de Tesla no encontraron escritorios, ni Wifi

Según el medio de comunicación The Information, cuando regresaron los trabajadores se enfrentaron a la falta de estacionamiento, mesas insuficientes y conectividad Wifi incapaz de brindar el rendimiento requerido.

Los empleados actuales de Tesla dijeron al citado medio que quienes llevaron vehículo a la fábrica de Fremont, lucharon por encontrar un lugar para aparcar. Según se informa, algunos optaron por estacionar sus en la cercana estación de BART y luego ser transportados al trabajo por Tesla.

Un trabajador limpia un automóvil Tesla nuevo en una sala de exhibición de Tesla el 27 de junio de 2022 en Corte Madera, California. El precio promedio de un automóvil eléctrico nuevo aumentó un 22 por ciento el año pasado, ya que los fabricantes de automóviles como Tesla, GM y Ford buscan recuperar los costos de logística y productos básicos. Justin Sullivan/Getty Images/AFP (Foto de JUSTIN SULLIVAN/GETTY IMAGES NORTH AMERICA/Getty Images vía AFP)

 

Dentro de la oficina, The Information informa que algunos trabajadores ni siquiera tenían un lugar dónde sentarse y que la compañía decidió reutilizar ciertas áreas de la oficina durante la pandemia y tampoco tuvo en cuenta un equipo más grande. Incluso, si los empleados podían sentarse, la señal Wifi era demasiado débil para que pudieran trabajar.

La plantilla de empleados de Tesla se ha duplicado desde 2019, y durante los largos periodos de teletrabajo provocados por la pandemia, las oficinas no se han adaptado para acoger a todas estas nuevas contrataciones.

(ARCHIVOS) En esta foto de archivo tomada el 10 de febrero de 2022, Elon Musk gesticula mientras habla durante una conferencia de prensa en las instalaciones de Starbase de SpaceX cerca de Boca Chica Village en el sur de Texas. – El jefe de Tesla, Elon Musk, lanzó una oferta de adquisición hostil por Twitter, insistiendo en que era una “oferta mejor y final” y que él era la única persona capaz de desbloquear todo el potencial de la plataforma. (Foto de JIM WATSON / AFP)

 

Muchas empresas optan por un trabajo híbrido, pero al parecer Tesla no

La posición de Elon Musk y por lo tanto la de Tesla, contrasta con lo que han aceptado otros protagonistas de la industria tecnológica. Por ejemplo, Twitter permite que sus empleados trabajen de forma remota o regresen a la oficina, aunque, si la adquisición de Musk tiene éxito, queda por ver cómo terminará esa política.

Por su parte, Google deja que muchos de sus empleados trabajen en remoto dos días a la semana, optando por un modelo híbrido.