Conferencia Episcopal Venezolana reiteró compromiso para erradicar el abuso sexual dentro de la Iglesia católica

Conferencia Episcopal Venezolana CEV
@CEVmedios

 

Este miércoles 6 de julio, la Conferencia Episcopal Venezolana ofrece una rueda de prensa para fijar un protocolo para la prevención de abusos dentro de la Iglesia Católica.

lapatilla.com

Desde la Casa Monseñor Ibarra, en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana en Montalbán destacaron que su compromiso es garantizar un ambiente seguro y ofrecerles protección, “reiteramos compromiso de promover la dignidad de los niños, niñas y adolescentes, así como las personas vulnerables”.

Asimismo destacaron que estaban conscientes de que “siempre se puede hacer más y estamos dispuestos a hacerlo en sinergia con otras instituciones” y que debido a la naturaleza de los hechos “las víctimas son personas que requieren respeto y confidencialidad para la protección de las mismas”.

La Institución católica manifestó que se ha constituido una Comisión de Prevención conformada por expertos en la materia, dentro de la diócesis, institutos religiosos, centros educativos y sociales “han venido estableciendo mecanismos para recibir denuncias de presuntos abusos” además detallaron que cuentan con unas líneas- guías de actuación ante presuntos abusos cometidos por clérigos y agentes de pastoral, recientemente renovadas”.

La CEV anunció las iniciativas que están realizando para brindar información y formación a los diversos agentes de pastoral sobre la cultura del buen trato y la prevención de abusos “Nos hemos comprometido a hacer de nuestras instancias de Iglesia lugares seguros para todos” destacó.

Ante los abusos registrados, la CEV recalcó que “los obispos ni se han opuesto ni se oponen a la actuación de los organismos competentes de la justicia civil en esta materia de abusos” e informó que la Iglesia en Venezuela “ha procurado las investigaciones y los procesos según la legislación eclesial” y ha sancionado a sacerdotes y miembros de la Iglesia con delitos comprobados.

“Los abusos sexuales constituyen un delito y grave pecado contra la vida y la dignidad de la persona, particularmente cuando afectan a los más débiles” enfatizó.

El pasado 21 de junio The Washington Post publicó un reportaje sobre como los sacerdotes condenados en Venezuela por abuso han vuelto al ministerio lo que generó el revuelo de toda la sociedad ante los crímenes que se cometen dentro de la Iglesia católica. Las acusaciones de abuso por parte de sacerdotes han sacudido a la Iglesia en América Latina en los últimos años. Las agresiones denunciadas en México, Argentina, Chile, Colombia y Perú han arrojado condenas y renuncias en los más altos niveles de la institución.