La inflación de junio de 2022 es la más alta en lo que va de año, ubicándose en 14,5%, según la OVF

AME4622. CARACAS (VENEZUELA), 09/02/2022.- Fotografía de letreros con indicadores de precios de alimentos de un local comercial, el 7 de febrero de 2022, en Caracas (Venezuela). El reemplazo de la moneda local por el dólar como método de pago o instrumento de fijación de precios ha sido una práctica a la que han recurrido varios países de América Latina, con resultados dispares, según el perfil económico financiero y la naturaleza de la crisis que propició la medida, según las experiencias recabadas por Efe para una panorámica regional con motivo del 20º aniversario del fin de la paridad cambiaría en Argentina. Venezuela, con una hiperinflación crónica que en 2018 alcanzó un pico de 130.060 %, gestó un proceso de dolarización no oficial que comenzó con grandes transacciones y hoy llega incluso a las zonas populares. EFE/ Miguel Gutiérrez

 

De acuerdo con cifras del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), la tasa de inflación mensual del mes de junio se aceleró nuevamente al situarse en 14,5%, cifra récord para el año 2022. La inflación interanual aumentó a 170% y la acumulada del año ya alcanza el 53,8%

El rubro que registró el mayor aumento del mes de junio fue el de servicios de comunicación con 48,2%, con aumentos de la telefonía local de 134,89%, internet de 17,49% y telefonía celular de 50,97%. Seguidamente estuvo el rubro equipamiento del hogar 15,7%, restaurantes y hoteles 13,2% y esparcimiento 12,6%. La inflación en el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas su ubicó en 8.9%.

Por su parte, el valor de la canasta alimentaria en junio de 2022 promedio los US$ 380, inaccesible para la mayoría de los hogares venezolanos.

El aumento del gasto público ha venido presionando el tipo de cambio, que se deslizó en 8% durante el mes de Junio de 2022 y los aumentos de tarifas de los servicios de comunicación explican el incremento y aceleración de la inflación el mes pasado.

Conviene destacar que la política del BCV consistente en intervenciones permanentes ofreciendo dólares a los bancos para ser vendidos al público, se está tornando ineficiente para anclar la inflación y las expectativas inflacionarias, todo lo cual se ha traducido en una pérdida de reservas internacionales de US$ 580 millones entre enero y junio de 2022, en medio de una alza significativa de los precios del petróleo.

Nota de prensa