Petro amenazó con entregar Monómeros a Maduro para bajar los precios de fertilizantes

La planta de la empresa petroquímica Monómeros en Barranquilla (Colombia). Chris Goenaga

 

 

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, adelantó el martes que planea devolver la administración de la empresa estatal venezolana Monómeros al régimen de Nicolás Maduro para rebajar los precios de los fertilizantes en su país.

Por Gustavo Ocando Alex | Voz de América

Petro argumentó que Maduro, a quien la Casa de Nariño desconoce como presidente, pero que él prevé reconocer como tal cuando asuma el poder, el 7 de agosto, tiene el control de la petroquímica venezolana Pequivén, donde se producía la urea utilizada por Monómeros.

En entrevista con el medio radial colombiano La W, Petro acusó al actual presidente colombiano Iván Duque de provocar la pérdida de “materia prima fundamental” en el sector agrícola y “un estrangulamiento financiero, más por culpa de funcionarios colombianos”.

Las fuerzas democráticas contrarias a Maduro mantienen el control de activos de Venezuela en países que reconocen al dirigente Juan Guaidó como presidente encargado de ese país, entre ellos Colombia. La empresa Monómeros Colombo Venezolanos está administrada por funcionarios designados por una comisión delegada del Parlamento electo en 2015, pero el gobierno de Duque la intervino el año pasado entre denuncias de corrupción y por considerar que estaba en riesgo de liquidez.

El gobierno de Estados Unidos ha emitido licencias de su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) para proteger empresas bajo la conducción de los opositores venezolanos, como Citgo y Monómeros, que es parte de la sancionada estatal Pequivén. Se supo de manera extraoficial que Washington aprobó en días recientes la renovación de esa licencia a favor de Monómeros y la oposición por un año más, hasta junio de 2023.

Petro remarcó en su conversación con La W que opinaba que Pequivén, hoy en manos de la administración de Maduro, es su accionista mayoritaria. “El dueño mayoritario de Monómeros es Pequivén. La idea del negocio es que Pequivén produzca urea. Con lo que hizo el actual presidente (Duque) perdimos la urea. No sé si Guaidó o Leopoldo López son los dueños hoy, pero no es Pequivén. Entonces, perdimos la materia prima fundamental” en Colombia, criticó.

Precisó que conversó recientemente de tres temas fundamentales con Maduro durante una llamada telefónica: la reanudación del comercio binacional; la recuperación de la frontera para ambos países en materia de seguridad; y Monómeros.

Miembros del equipo de transición de Petro con la presidencia colombiana actual habían expresado horas antes de la entrevista de Petro con La W su desencanto con el manejo de Monómeros.

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, en una fotografía de archivo. EFE/Carlos Ortega

 

Disposición opositora

Las declaraciones de Petro sobre Monómeros ocurren días después de que el gerente general de la empresa, Guillermo Rodríguez, declarara su disposición de trabajar y colaborar con su gobierno.

“Estamos sentados al borde de esa mesa con nuestra mano extendida dispuesto de inmediato a colaborar en lo que sea necesario”, manifestó al medio Petroguía. “Frente al nuevo gobierno, con muchísimo respeto, le manifestamos nuestra disposición a poner toda nuestra fuerza, todo nuestro know how, todo nuestro conocimiento y toda nuestra experticia para trabajar junto con el gobierno, sector privado y gremios por eso que es fundamental como es la sostenibilidad del agro colombiano, que es una de las banderas que ha presentado”, añadió.

Rodríguez acotó que las conversaciones de ejecutivos de la empresa con el equipo de Petro guardaban relación con la atención de los problemas agroeconómicos de Monómeros y no con su situación legal y financiera.

La llamada Comisión Delegada del Parlamento venezolano de 2015 aprobó el mes pasado un acuerdo para revisar y actualizar todas las juntas administradoras ad hoc y directivas de las empresas del Estado venezolano, así como sus filiales, como parte de un proceso de evaluación de los activos “recuperados” en el extranjero.

La iniciativa incluye la creación de un Consejo Nacional de Protección de Activos y la promesa de escoger una empresa consultora especializada en el tema para que haya una administración “técnica, eficiente y transparente” de empresas como Monómeros, en Colombia, y Citgo, en Estados Unidos.