“Todo queda en promesas”: Vialidad del Km 51 de la Troncal 10 en Bolívar no aguanto más (Imágenes)

 

“Dale, dale”, “Dale, suave”, son las palabras de un conductor a otro. El espacio por el cual tiene que pasar el vehículo es muy angosto. Ya la vía cedió de ambos lados. Los acompañantes se bajan de los vehículos y deciden pasar caminando.

Por Pableysa Ostos/ Corresponsalía lapatilla.com

El osado conductor se arriesga a pasar por ese pequeño tramo que en cualquier momento podría terminar cediendo por completo. Palos, gaveras vacías de cervezas, con unos conos sucios y doblados, son el anuncio de que se llegó al KM 51 de la Troncal 10 al sur del estado Bolívar, una vía internacional que conecta con Brasil.

El tramo terminó colapsado este jueves, agravando aún más el panorama de la Troncal. “Qué esperan, qué pase una desgracia”, cuestionó un habitante del sector. No es la primera vez que conductores y habitantes de las poblaciones mineras denuncian el mal estado de la vía.

Francisco Rangel Gómez, Justo Noguera y ahora Ángel Marcano, son tan solo tres de los gobernadores chavistas que han prometido recuperar la vialidad de la Troncal 10.

“Es una necesidad para estos poblados que se recupere la vía. Saquean el oro, pero no dejan nada ni siquiera para arreglar la vía. Hasta cuándo va a estar así”, denunció otro conductor.

Promesas lentas

 

 

Apenas este lunes 8 de agosto la gobernación del estado Bolívar anunció con bombos y platillos el inicio de los trabajos en la vía internacional. Destacaron que los trabajos serían en cuatro fases, pero el KM 51 no “aguantó” que llegaran a realizar los trabajos de reparación.

Las mejoras del tramo Upata -Guasipati las asumió la gobernación de Bolívar, junto con el alcalde Wuilhem Torrellas, y la alcaldesa de Piar, Yulisbeth García.

El segundo tramo Guasipati – Tumeremo fue asumido por la Corporación Venezolana de Minería, que dirige el M/G Carlos Osorio.

El tercer tramo Tumeremo – El Dorado corresponde al Ministerio de Minas, que tiene al frente al Almirante Williams Serantes Pinto.

El cuarto tramo va desde El Dorado – 88, que asumió el Ministerio del Poder Popular para Transporte, y el último va desde el Km 88 – Santa Elena de Uairén, que dirige el Ministerio de Obras Públicas.

Según el gobernador de la entidad, “estamos cumpliendo la tarea que nos encomendó el presidente Nicolás Maduro, de mejorar la vialidad de la entrada al Mercado Común del Sur (Mercosur) y al turismo venezolano”.

Y ratificó el lunes 10 de agosto desde la salida de Upata, específicamente desde La Romana, su compromiso de seguir impulsando grandes proyectos, que brinden bienestar al pueblo. “Esto no es una promesa, llegamos, inspeccionamos el punto y círculo de la Troncal 10, el módulo policial, la escuela, la cancha y su viabilidad, para iniciar labores integrales”.

Dejó como una nueva promesa la “recuperación total de este eje de desarrollo del estado Bolívar”. Pero tras lo sucedido este jueves en el KM 51, el silencio se apoderó de los entes regionales.

Conductores en riesgo

 

 

En marzo, Adolfo Báez, presidente del SetraBolívar, quien representa a más de 60 organizaciones de transporte de pasajeros y 25 asociaciones de transporte pesado que hacen vida en la Troncal 10 al sur del estado Bolívar, denunció que el deterioro de la vía data de varios años.

“Estas condiciones solo ponen en riesgo la vida de las personas que utilizan esta vía binacional que une a Venezuela con Brasil, y da apertura al transporte comercial al Mercosur. Son más de 3 años de abandono”, añadió.

La situación en los últimos meses ha empeorado en tramos cortos como desde el Kilómetro 0 hasta alcabala de las colonias móviles de El Dorado, lo cual representa una distancia de 8 kilómetros. Según los conductores, tardan hasta 1 hora y media en hacer ese recorrido por el mal estado en el que está la vialidad.