Activista asegura que el derecho a la vida es el más vulnerado en Venezuela

Activista asegura que el derecho a la vida es el más vulnerado en Venezuela

 

Marino Alvarado, coordinador de exigibilidad de la Organización No Gubernamental (ONG) Provea, aseguró que el derecho a la vida es el más vulnerado en Venezuela en los últimos años, pues se viola de distintas maneras.

Por Javier A. Guaipo

El activista detalló que, por un lado, las erradas políticas económicas han generado mucha hambre en el país, por lo que hay una gran cantidad de personas, sobre todo niños, que están falleciendo por desnutrición. Agregó que a esto se debe sumar el caos de los centros de salud públicos, pues muchos mueren porque no hay atención médica adecuada.

“Otro de los factores es la represión, principalmente en los operativos de seguridad ciudadana, contra los sectores más pobres de la población. Estamos hablando que del 2020 al 2022 cerca de 5 mil personas han sido asesinadas en este tipo de procedimientos”.

El coordinador de exigibilidad de Provea reiteró que el derecho a la vida es el más vulnerado, no solo porque se ven afectados derechos sociales, sino también el derecho a que no haya privación arbitraria de la vida por policías y militares.

Justicia

 

Activista asegura que el derecho a la vida es el más vulnerado en Venezuela

 

Alvarado considera que se está acercando la justicia a Venezuela, en parte gracias al trabajo que viene haciendo la Misión de Determinación de los Hechos de la Organización de las Naciones Unidas, que ha identificado a más de 40 presuntos responsables de los crímenes de lesa humanidad en el país, junto a los avances de la Corte Penal Internacional (CPI).

“A mediano plazo hay posibilidad de que alguno de esos presuntos responsables de crímenes humanitarios empiecen a rendir cuentas ante la CPI o ante otras instancias internacionales, aplicando lo que se conoce como la jurisdicción universal”.

El defensor de los Derechos Humanos explicó que la “jurisdicción universal” le permite a algunos países activar la administración de justicia contra venezolanos que hayan cometido delito de lesa humanidad, independientemente que la falta haya ocurrido en Venezuela. “Uno de los casos más conocidos fue el de España contra el dictador chileno Augusto Pinochet”.

“Lo más importante es que se está acercando la justicia”, dijo Alvarado, en el marco de su visita al estado Anzoátegui para participar en el Encuentro Nacional de Defensores de Derechos Humanos y donde también presentó el libro de Provea “Sospechosos Habituales”.