La cuestionada relación que tuvo Pelé con famosa cantante que era menor de edad

Luego de haber sido rechazado en un principio por muchos de los clubes deportivos brasileños que existieron durante los años 40, tiempo después, Edson Arantes do Nascimento, más conocido en el mundo del fútbol como ‘Pelé’, se convirtió en uno de los jugadores más importantes en la historia de Brasil.

Por eltiempo.com

Su recorrido en el fútbol

A los once años, trabajaba como embolador de zapatos en Três Corações, un municipio ubicado en Brasil. Sin embargo, su vida cambió a los quince años, cuando el equipo de fútbol Santos de São Paulo lo vio jugar en varios partidos de su localidad y decidió contratarlo para ser su nuevo jugador.

Su gran habilidad para golear y ser práctico en el campo del fútbol le ayudaron a crecer muy rápido en su carrera profesional. Tanto así que, en los comienzos de su vida futbolística, ganó con su club diez Campeonatos Paulistas (siendo el máximo realizador en once partidos), con cinco Torneos Río-São Paulo, obtuvo dos veces la Copa Libertadores, entre 1962 y 1963. Además de haber participado en el primer Campeonato Mundial de clubes.

 

A sus diecisiete años, el futbolista inició en la Selección Brasileña y debutó en el equipo Santos en 1956. Participó en tres mundiales: el de 1958 -que se jugó en Suecia-, el de 1962 de Chile y el de 1970 en México. Además de haber anotado más de 1000 goles.

De hecho, el joven estaba demostrando tanto su talento, que su intuición a la hora de jugar, sus técnicas con el balón y la forma en la que metía los goles hicieron que en las finales del Mundial en Suecia, en un encuentro contra Francia, el jugador dejara 3 anotaciones a favor de Brasil, haciendo que el equipo latinoamericano le ganara al europeo con una puntuación de 5-2.

Debido al gran potencial que demostró desde muy joven, la prensa francesa lo apodó como ‘El Rey’. Además, el brasileño logró liderar los triunfos mundialistas de su país en Chile y México, razón por la cual fue considerado en ese entonces como ‘el mejor jugador de todos los tiempos’.

Por otro lado, el futbolista fue partícipe en la premiación que tuvo Brasil de la copa ‘Jules Rimet’, el primer trofeo de la Copa del Mundo de la FIFA.

Cabe aclarar que desde 1904, año en el que se creó, hasta ahora, el premio ‘Jules Rimet’ solo lo han ganado cinco selecciones: Inglaterra en 1966, Alemania Federal en 1954, Uruguay en 1930 y 1950 e Italia en 1934 y 1938; mientras que Brasil conquistó la misma copa en tres oportunidades (1958, 1962 y 1970), según lo informó el portal ‘Conmebol’.

Casi pierde su llegada al equipo Cosmos de Nueva York

Debido a que en los años 60 Pelé estaba demostrándole al mundo que iba a ser una estrella del fútbol, fue considerado un ícono brasileño, cuando el presidente de ese entonces, Jano Cuadros, decretó una ley en la que el jugador fue nombrado como ‘Tesoro Nacional’. Por esta razón, se consideraba que el futbolista estaba sometido a estar ‘para siempre’ en su equipo de origen.

 

No obstante, ese no fue un impedimento para aceptar -en 1975- la cifra de más de cuatro mil millones de dólares con la que inició en el equipo Cosmos de Nueva York, último con el que jugó.

El adiós de Pelé

Luego de que le ofrecieran más de cuatro millones de dólares, Pelé tuvo que despedirse de su club para unirse al equipo Cosmos de Nueva York, un grupo con el que logró ganar varios campeonatos y celebrarlo en el ‘Guiant Stadium’ de la ciudad norteamericana.

Sin embargo, después de haber sido uno de los mejores jugadores del mundo, Pelé se despidió del deporte que lo vio crecer. Sucedió el 1. ° de octubre de 1977 frente a más de 75.000 personas en el estadio de los gigantes en Nueva York.

 

Durante este último partido jugaron los equipos en los que Pelé había estado (Cosmos y Santos), razón por la cual el futbolista jugó un tiempo con cada uno y marcó el gol que cerró su histórica carrera.

El romance de Pelé

La fama y el reconocimiento no solo fueron los beneficios que tuvo este futbolista luego de haberle demostrado su talento al mundo, ya que también recibió la admiración de muchas mujeres.

Sin embargo, de todas sus enamoradas, Xuxa, una cantante y modelo de 17 años, fue quien le robó el corazón al brasileño. De hecho, estuvieron juntos desde 1981 hasta 1986.

Todo comenzó cuando participaron en una sesión fotográfica para el medio brasileño ‘Rede Manchete’.

 

Xuxa narró su encuentro con el futbolista tiempo después, en su libro autobiográfico ‘Memorias’: “Fue durante un ensayo para la portada de una revista. Había cuatro modelos: Luiza, Marcia Brito, yo y se suponía que una mujer negra, pero él no quería. Le pusieron en ese momento a Miss Brasil, que venía de Brasilia. En la foto, salí de frente a él”.

Dijo entonces que no terminó allí la cosa y que, tras el ensayo, se acercó a hablarle. “Me invitó a cenar, le dije que no podía porque vivía lejos y era menor de edad. Entonces llamó a mi casa y mi padre colgó, pensando que era una broma, pero luego terminó aceptando”, agregó.Después de algunos encuentros y situaciones románticas, decidieron empezar una relación amorosa.

A pesar de que la prensa brasileña comentó mucho sobre la diferencia de edad entre la pareja -ella tenía 17 y él 40 años-, eso no les impidió luchar por su amor. De hecho, llegaron a estar tan enamorados que se comprometieron y -aunque no se casaron- para muchos, ella estaba con Pelé por interés, debido a que el jugador tenía un gran poder adquisitivo y mucha fama; para otras personas, él “se estaba aprovechando de la ingenuidad de su novia”. Sin embargo, estuvieron en una relación durante cinco años.

Algo que para ella era atractivo, en un principio, se fue convirtiendo en una pesadilla con el pasar del tiempo, ya que la diferencia de edad y de estilos de vida no les permitían convivir bien juntos. Por un lado, el hombre tenía cuarenta años, un divorcio, hijos y ya había finalizado su carrera, mientras que ella era una joven que apenas estaba empezando a disfrutar de su vida. Aunque Xuxa lo consideraba su primer amor, ese fue uno de los pequeños detalles que le impidió continuar con su relación.

Otro aspecto que no le gustaba mucho a Xuxa era la forma de los pies del jugador y “el sudor que expulsaba de su cuerpo cuando tenían relaciones sexuales”, como ella misma lo expuso en su libro.

La mujer aseguró que –en reiteradas ocasiones- el futbolista le fue infiel: “Me ha engañado demasiado, al punto de que esas mujeres con que me traicionaba estaban en el mismo lugar que estaba yo y todo el mundo lo sabía menos yo”.

Años después, en una entrevista para el semanario colombiano ‘Nuevo Estadio’, Pelé aseguró que la relación con Xuxa fue la primera seria que tuvo después de su separación de Rose. “Cuando la conocí, ella tenía 15 años, era virgen y tenía un noviecito con el que estaba peleada. Su padre me dio permiso y salimos juntos. A mí no me gustaban las vírgenes así que le dije que resolviera el problema con su noviecito. Después, salimos con frecuencia. En ese momento, ella estaba empezando con sus actividades en la TV y quería tener hijos, pero yo tenía tres y venía de separarme de mi esposa, por lo que no coincidimos. Así, la relación se fue enfriando, aunque quedamos como muy buenos amigos”, contó.

¿Cómo se separaron?

En la misma entrevista al ‘Nuevo Estadio’, el jugador confesó que fue la mujer quien decidió terminar con la relación cuando, después de un viaje a Argentina, él llegó a Brasil. En el aeropuerto, un oficial de policía lo estaba esperando con los papeles de divorcio y, aunque los firmó, temía la reacción del único hijo.

 

 

“Ella tomó la decisión cuando yo me encontraba en la Argentina viendo el Mundial de 1978. Al volver a casa, un grupo de personas me esperaba en el aeropuerto de Nueva York y me pedían autógrafos. Entre estas personas había un oficial de justicia que me entregó la demanda de separación. No me di cuenta y la firmé. Cuando se la devolví, me dijo que ese papel, la notificación, debía guardarla. Yo no quería separarme, no sólo por ella sino también por nuestro hijo y por todo lo que sufriría, pero no tuve otra opción”, contó el brasileño en una entrevista al semanario colombiano ‘Nuevo Estadio’.

Las otras relaciones de Pelé

En el año 2010, mucho después de haber terminado con Xuxa, el hombre, que en ese entonces tenía 53, se casó con Assiria Seixas, una mujer de 36 con la que tuvo un matrimonio de 14 años y dos hijos -los gemelos Josua y Celeste-. De ella se separó en el 2014.

Sin embargo, no contento con su soltería, a los 75 años se casó de nuevo, esta vez con Marcia Cibele Aoaki, una empresaria brasileña de origen japonés que tenía 41, con quien aseguró haberle sido infiel a su anterior esposa en 2010, cuando se conocieron en una fiesta.

 

Actualmente Cibele Aoaki y Pelé siguen juntos y él se encuentra en un pésimo estado de salud, ya que desde el 2021 fue diagnosticado con cáncer del colon. Aunque todavía permanece en tratamiento en el hospital Israelita Albert Einstein de Brasil, en este año, le encontraron un problema en el hígado y los pulmones.