Por qué los terremotos de Turquía y Siria han sido tan mortíferos y devastadores

Escombros de edificios destruidos por terremoto cerca de Gaziantep, en Turquía.

 

 

 





Miles de personas han muerto después de que la madrugada de este lunes un gran terremoto, de 7,8 de magnitud, sacudiera el sureste de Turquía, cerca de la frontera con Siria.

Por BBC Mundo

Al sismo, que tuvo su epicentro cerca de la ciudad turca de Gaziantep, le siguió horas después un nuevo temblor de magnitud 7,5.

Ambos han dejado extensas zonas devastadas en las que se teme que haya decenas de ciudadanos atrapados bajo los escombros.

En la noche del lunes se registraban, según cifras preliminares, más de 4.300 fallecidos y miles de heridos.

¿Por qué han sido tan mortíferos y han golpeado tan fuerte a los dos países? Te contamos en esta nota.

 

GETTY IMAGES

 

La magnitud

Ambos han sido grandes terremotos.

El de cerca de Gaziantep se estimó en 7,8, calificado como “mayor” dentro de la escala de magnitud oficial.

Pero, además, su foco fue relativamente poco profundo, tan solo a unos 18 kilómetros tierra adentro. Esto hace que afecte mucho más la superficie y, por lo tanto, implica más daños en las estructuras y edificios.

 

 

“De los terremotos que haya habido más mortíferos en un año cualquiera, en los últimos 10 años ha habido solamente dos de una magnitud equivalente (al de este lunes). Y solo cuatro similares si nos remontamos a la década anterior”, cuenta la profesora Joanna Faure Walker, directora del Instituto para la Reducción de Riesgos y Desastres del University College de Londres.

Pero no es solo el poder del temblor causa devastación.

Sin alarma sísmica

Este hecho ocurrió en horas de la madrugada, cuando la gente estaba bajo techo y durmiendo.

Y, en este caso, el país carece de un sistema de alerta sísmica al estilo de México, donde unos sensores monitorean permanentemente los movimientos de la tierra y, cuando detectan alguno que pueda convertirse en un sismo de 6 grados en la escala de Richter, emiten inmediatamente una señal de radio.

En el caso de Ciudad de México llega a una central que la retransmite a estaciones de radio, televisión e incluso está en aplicaciones para teléfonos celulares.

Estos segundos previos de aviso pueden hacer la diferencia y que la gente logre salir de sus casas y ponerse a salvo.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.