Bárbara, la prodigiosa niña venezolana que enamoró a los alemanes con sus notas musicales

Bárbara Isabel Maduro Serpa

 

 

 





 

En Leipzig, Alemania, la Fundación Fanny Mendelssohn realiza cada año una competencia musical entre intérpretes de instrumentos de orquestas sinfónicas, que reúne a quienes son considerados virtuosos en todo el mundo. En la edición 2023, se registró a la niña venezolana Bárbara Isabel Maduro Serpa.

Corresponsalía lapatilla.com

Nacida en Barinas en marzo de 2011, Bárbara Isabel, de tan solo 11 años de edad, ha dedicado parte de su infancia al piano. En su corta trayectoria también fue conquistada por el sueño del maestro José Antonio Abreu y al pertenecer al Sistema Nacional de Orquestas, creía que todo se había cumplido.

La categoría Joven I del festival alemán galardona a los mejores músicos de su edad. Bárbara conquistó el primer lugar, y ahora los sueños son más grandes de los que en su pueril inocencia llegó a imaginar.

El veredicto: lo increíble

“Nos enteramos por boca de su maestro, nuestro admirado Raumel Reyes, que Bárbara obtuvo el primer lugar entre decenas de pianistas de todo el mundo, en el acreditado y exigente concurso de la Fundación Fanny Mendelssohn, en Leipzig, Alemania”, contó emocionada a lapatilla.com su mamá Carla Serpa.

La calidad artística de Bárbara Isabel nunca se puso en duda en el seno de su familia. La insistencia de su tutor musical, Raumel Reyes, de viajar a Alemania, tampoco fue cuestionada, pero la falta de recursos económicos hacía inalcanzable su sueño.

“Estoy muy contento y orgulloso de este logro personal de Bárbara. Consciente estoy de sus sacrificios y desvelos, que se ven materializados con este triunfo que honra a su familia, a su madre y a su abuela, pero también a Barinas y a la barinidad”, expresó el periodista Francisco Aguilar a lapatilla.com.

En honor a Dios

Bárbara Isabel Maduro Serpa

 

 

 

 

Habiendo seguido cada paso de la pianista, Francisco Aguilar menciona pasajes de sufrimientos, decepciones, lágrimas y hasta ansiedad al “tocar muchas puertas” y recordar que ninguna se abrió.

La felicidad de lo logrado es compartida con quienes lo deseen, sobre todo por una infancia barinesa que pareciera tener pocas esperanzas, desde el punto de vista de los adultos.

Aguilar dice con sabiduría: “Gracias a Dios”, y recalca que “nadie puede con lo que el Creador a predestinado para cada persona”.

Es asombroso lo conseguido por Bárbara Isabel. “Un logro alcanzado por su constancia, tenacidad, esfuerzo y disciplina que, aunado a su talento y perseverancia, la catapulta como una de las jóvenes grandes promesas del piano en todo el mundo”.

“Mucho batallaron para conseguir apoyo económico para su formación, y las puertas nunca se abrieron. Espero que quienes manejan la cosa pública, respalden a estos talentos, no con palabras, sino con hechos, porque todos son de estratos muy humildes, pero de una formación sólida en lo moral y familiar”, indicó Aguilar.

Expresó agradecimiento al ejemplo dado por la familia, destacando a su hermanita Claudia Valentina Maduro Serpa, a quien califica de “polifacética” en la música, su mamá Carla, la abuela Moralba y al tío Jesús.

Raumel Reyes, el maestro

Bárbara Isabel Maduro Serpa

 

 

 

 

La historia de Bárbara Isabel no puede ser individual, y va más allá de un hogar y una familia orgullosa por su genialidad artística. El Grupo Guárico, donde cursa primaria, la Escuela José Ángel Lamas, donde estudia música, la Orquesta Sinfónica Juvenil y su maestro Ramuel Reyes, cumplen una tarea importante en su formación que va en ascenso.

Raumel Reyes es un barinés, discípulo en el piano del profesor Reinaldo Robayo. También es director de orquesta, y su carrera musical se ha enfocado en compartir su conocimiento musical. Es organizador y fundador del Festival de Solistas de Venezuela, que reúne a músicos sinfónicos de todo el país para proyectar sus carreras como solistas.

Reyes no solo es un formador de músicos, sino que se destaca como un “cazatalentos”, como es el caso de Bárbara Isabel, su hermano Jesús Reyes y Lenón Montilla, estos últimos también galardonados durante este viaje a Alemania, en las categorías profesional e intermedio respectivamente.

Aparte de su palmarés como director de orquestas en Venezuela, Alemania y Polonia, actualmente se desempeña como asistente artístico del maestro pianista y director, el argentino Dario Ntaca, con quien enseñanza a tocar piano a jóvenes en Paraguay, Argentina, Venezuela, Suiza, Singapur y Vietnam, a través del Proyecte Welt Musik.

Raumel Reyes enseña piano en Barinas y se dedica a sus alumnos con las exigencias más altas para lograr posicionarlos a nivel internacional. Bárbara Isabel es una prueba fehaciente de su calidad como docente.

En ocasión de la Fanny Mendelssohn Internacional Competition, viajó a Alemania para terminar de preparar a su hermano Jesús Reyes, con los toques finales de interpretación, producción de los vídeos y, para defender si hubiese sido necesario, la participación de sus tres alumnos: Bárbara, Jesús y Lenón.

Talento venezolano

Jesús Reyes es un pianista y pedagogo barinés, que actualmente ocupa el cargo de pianista en la Orquesta Sinfónica de Berlín. Tiene alumnos de piano en Venezuela, Colombia, Estados Unidos, España, Rusia y Alemania.

Su participación en la Fanny Mendelssohn Internacional Competition fue especial, logrando el primer lugar en la categoría profesional, con interpretaciones de Chopin, Grieg y Rachmaninoff.

Lenón Montilla es un joven promesa musical para Barinas, Venezuela y el mundo. Sensibilidad artística e inteligencia son sus herramientas más poderosas, y que usa diariamente para superarse a sí mismo.

Su participación en el Fanny Mendelssohn Internacional Competition asombró al jurado, debido a que las obras para piano de Brahms, Prokofiev, Chopin y Schumann que presentó son del más alto nivel y complejidad, obteniendo el segundo lugar en la categoría intermedia.