Denuncian procedimiento arbitrario ejecutado por funcionarios de la PNB en Ciudad Guayana

Denuncian procedimiento arbitrario ejecutado por funcionarios de la PNB en Ciudad Guayana

 

 

Dos vehículos sin placas y sin identificaciones de algún organismo de seguridad, interceptaron a Daisy Cordero y a su esposo Sergio José Orense, en la avenida José Gumilla, a pocos metros del cementerio de Chirica, en San Félix, este lunes 9 de octubre.

Pableysa Ostos // Corresponsalía lapatilla.com

Del carro se bajaron unos funcionarios policiales apuntándole y pidiéndole que se bajaran del vehículo, según relató la mujer. Sumó que los efectivos policiales “realizaron un procedimiento arbitrario. Son policías pertenecientes a la División Contra Drogas de la Policía Nacional Bolivariana. Cuando me interceptaron, iban en un Corolla Sensación, gris, sin placas, y un Getz, azul oscuro”.

Señaló que ya ambos carros habían estado pasando por su casa. “Desde la noche del domingo 8 de octubre, cuando llegamos de El Callao”, donde tiene una vivienda y varios negocios ligados al comercio y al oro.

Toda esa “vigilancia” por parte de los funcionarios fue captada por una de las cámaras de seguridad.

“Vivimos y trabajamos en El Callao, porque la situación país nos mandó para allá. Bajamos temporalmente, cada dos o tres meses, porque también tenemos nuestra casita aquí. El domingo cuando llegamos, guardé el carro y me acosté. Como a las 12:00 de la medianoche escuché a los perros ladrar y prendí el televisor para revisar las cámaras y no vi nada. Luego a las 3:00 de la mañana volvió a ladrar el perro, pero no le presté atención. En la mañana cuando salí, vi a pocos metros el Corolla Sensación, pero no le presté atención porque yo no tengo problemas con la justicia ni con nadie, y vi un Getz azul oscuro”, manifestó.

La mujer fue puesta en libertad, pero su esposo sigue detenido. “Según los oficiales, me están investigando por un un caso de presunta droga. Sin embargo, los funcionarios no presentaron ninguna orden de aprehensión”.

La afectada también denunció que los policías “nos quitaron 5 mil dólares y nuestros teléfonos celulares. Ese dinero no es ilegal. Nosotros tenemos cómo justificar esa plata”.

Mientras que el hijo de Cordero, José Hernández, relató que su mamá tuvo chance de avisar lo que estaba sucediendo y salió de su vivienda, alcanzándolos a varios metros de donde se dio la detención.

“Cuando la alcancé, me atravesé, porque vi que uno de los funcionarios que iba en la parte trasera iba apuntando a mi mamá. Ellos se bajan gritando, diciendo que me llevarán preso”. Hernández aseguró que tanto él como su esposa Joselin Medina fueron agredidos.

El joven presentó hematomas en la cara, cuello y piernas, mientras que Joselin presentó una lesión en un tobillo derecho.

Durante la tarde de este lunes, acudieron a la sede del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para la revisión por el Servicio Nacional de Medicinas y Ciencias Forenses (Senamecf).

De igual forma señalaron que interpusieron la denuncia ante el Ministerio Público, además responsabilizan a los funcionarios de lo que les pueda ocurrir.